Una tarde en las Murallas Reales


Fuente: El Faro de Ceuta


Ceuta tiene sitios que llaman la atención a propios y extraños. El “no me imaginaba a Ceuta así” que reconocen los turistas, se basa en rincones tan especiales como ese conjunto de fortificaciones separadas por un foso navegable y limitado por dos puentes. Por ello, siempre es agradable asistir a reuniones de todo tipo en las Murallas Reales, desde exposiciones hasta aperitivos, pasando por actos oficiales. En este caso era un concierto que pronto se convirtió para algunos en motivo para meditar sobre el presente y futuro de Ceuta, así como los resortes de que disponemos para enfrentarnos a la difícil situación actual.

El motivo del encuentro era efectivamente un concierto por el Día de las Fuerzas Armadas pero, como decía, se convirtió en un motivo de reflexión. Con los últimos rayos de sol se mezclaban uniformes tan variados como el color caqui de Infantería, garbanzo de los Regulares, el caqui verdoso de la Legión, el blanco de la Marina de Guerra o la Compañía de Mar, el verde de la Guardia Civil e incluso al azul de la Policía Nacional que vigilaba desde las alturas el conjunto. Los civiles cruzábamos sorprendidos por ese mar de colores hasta llegar a los asientos perfectamente organizados frente a la Unidad de Música de la Comandancia General.

Mientras se creaba un ambiente de acordes conocidos y voces enérgicas recordando a la Caballería, los Regulares, la Legión, los Zapadores Minadores, el Batallón de la Comandancia General, la Guardia Civil, la Armada o la Compañía de Mar, pude observar como las autoridades civiles y militares participaban en el mismo acto perfectamente unidos e incluso en posición de firmes, cuando el momento lo requería. Incluso los que son indiferentes a estos temas debían valorar que todos participaran activamente de un momento tan emocionante por la puesta en escena y la historia de las unidades que participaban.



La presencia activa de los ciudadanos llegó con el himno de Ceuta a cargo de la Asociación Coral que los asistentes recibimos en pie y pensando en lo necesario que resulta la unión de todos ante las adversidades y los momentos de tensión. En efecto, tras los uniformados músicos con sus instrumentos, destacaban las mujeres y hombres del coro vestidos de negro en claro contraste con el caqui de los militares, pero unidos al fin y al cabo al entonar el himno de Ceuta.

El acto posterior de arriado de la bandera y la oración por los caídos, significó otro momento de meditación sobre la importancia de las enseñanzas que podíamos extraer de aquella tarde en las Murallas Reales. Quedó claro que Ceuta cuenta con unas fuerzas armadas perfectamente organizadas y con unidades especiales que estarían en primera línea en caso de ser necesario. No solo se podía contar así con elementos disuasorios, sino ofensivos en caso de peligro para nuestra ciudad.

Además, la sociedad civil de Ceuta sabe perfectamente que el Ejército está disponible, no solo para acciones de defensa activa, sino que afronta con decisión sucesos como los incendios, la decisiva actuación en casos como la invasión de inmigrantes de mayo de 2021 e incluso colaborando en materias sanitarias como transporte de vacunas, rastreadores y otros temas. E igualmente colabora activamente en el terreno cultural a través de museos, bibliotecas, archivos y organizando actos de diversa índole. Incluso, como complemento, se encontraba en el puerto el buque de asalto anfibio “Galicia” que estuvo en Ceuta durante el momento más duro del Covid, como hospital por si su presencia era necesaria.



Aquel concierto de tarde y arriado de bandera, sirvió por tanto a los presentes para reflexionar seriamente sobre la importancia de contar con estructuras militares adecuadas unidas a la administración civil y a los ciudadanos, para afrontar cualquier tipo de problema. Y los que no estuvieron presentes en los actos citados, deben pensar igualmente sobre lo trascendente que resulta disponer de una estructura organizada perfectamente, con mandos formados y disciplina, para intervenir de inmediato ante cualquier eventualidad.

En resumen, una tarde en las Murallas Reales que fue mucho más que un concierto con motivo del día de las Fuerzas Armadas.


*Embajador de la Marca Ejército