Ceuta fuera de Ceuta


Parece evidente que Ceuta es la gran desconocida en el resto de España, tanto de su realidad social como por las características económicas y no digamos nada de su historia y de las reivindicaciones externas sobre ella. Por eso, desde la Sección de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Ceutíes se atienden todas las consultas de periodistas o estudiosos de forma gratuita como todo lo que hace dicha institución. Sin embargo, debía existir un programa de intervenciones en las principales ciudades españolas para explicar Ceuta y mediante ruedas de prensa, conferencias o intervenciones en foros adecuados, explicar lo que nuestra ciudad es en realidad.


Forum 2000

Recientemente me propusieron desde el llamado Forum 2000 de Madrid que asistiera a uno de sus habituales almuerzos-coloquio para hablar sobre “Ceuta, una ciudad en zona tan sensible como el Estrecho de Gibraltar: sus características económicas, sociales y respecto a las presiones de Marruecos”. Acepté enseguida porque considero que es necesario aprovechar las oportunidades de explicar la realidad de esta tierra. Me acompañaron en esta ocasión el Embajador Javier Jiménez-Ugarte que como fue en su momento Cónsul de España en Nador, después en Tetuán-Larache y pertenece al Comité Asesor de la Fundación Interservicios Ceuta, podía aportar sus experiencias. E igualmente asistió mi hijo José María que, al ser Director Legal de CEOE y vocal del Comité de Asuntos Legislativos de BussinesEurope de Bruselas y ponente habitual en temas jurídicos relacionados de la Unión, daría la visión empresarial a nivel nacional y comunitario.

El Forum 2000 es una acreditada entidad madrileña que se fundó en 1994 y celebra sus reuniones mensuales en el Hotel Wellington de Madrid, invitando en cada ocasión a especialistas que desarrollan los más variados asuntos con animado coloquio simultáneo, en el que intervienen junto a los invitados, las personalidades que integran la asociación, todos especialistas en diversos temas, interesadas en el bien de España, y cuyo Presidente es Antonio Alcaide y vice-presidente Alberto Pérez de Vargas.

Comencé dando un paseo por la historia de Ceuta y para ello entregué a cada asistente el interesante y pequeño libro Semblanza histórica de Ceuta de nuestro Cronista Oficial José Luís Gómez Barceló, el cual me facilitó los ejemplares necesarios. Trabajando sobre la cronología desde el siglo V hasta el XXI, los citados asistentes conocieron brevemente las invasiones y vicisitudes por las que pasó nuestra ciudad.

Después traté de explicar temas tan variados como la frontera, las cuatro culturas existentes, las diferencias económicas, sociales y políticas entre Marruecos y Ceuta, la economía con el régimen fiscal, junto a la lejana y desaparecida Unión Europea. En este último caso, pude explicar que mientras un español pasa de Madrid a Segovia sin trámites, ese mismo español en Ceuta debe atravesar tres controles con DNI casi en la boca, para viajar a la ciudad también española de Algeciras. No quise obviar las reivindicaciones de Marruecos sobre Ceuta y, para apoyar mis explicaciones, les dejé un ejemplar del Estudio diplomático de Ceuta y Melilla del Embajador Ángel Ballesteros, publicado por el Instituto de Estudios Ceutíes.

No podía faltar el relato de la avalancha de inmigrantes propiciada por Marruecos el pasado mes de mayo y sus consecuencias. Tuve que reconocer que ni el gobierno local ha presionado lo suficiente en Madrid y Bruselas, ni el de España solucionó todavía el problema para Ceuta de cientos de mayores y menores marroquíes que deambulan por la ciudad y el puerto, ahora ambos inseguros.

Sin embargo, esos incidentes propiciaron que la Unión Europea se manifestara a favor de Ceuta como ciudad propia, causando gran efecto en todo el mundo las escenas del Ejército, las fuerzas de orden público y los sanitarios ayudando incluso a madres con bebés, que ese día se lanzaron al agua para acceder a España y a Europa.

Y con una breve referencia al Estrecho, a Gibraltar, el infrautilizado Puerto de Ceuta, Tangermed y desde luego Algeciras, terminé la intervención, no sin antes proyectar unas fotos de Ceuta para que los no conocedores, tuvieran una idea exacta de ella y así poder decir esa frase tan conocida de “no me esperaba a Ceuta así”. Y todo ello propició la posibilidad a estudiar de una próxima visita colectiva a nuestra ciudad.

A pesar de todo, es justo reconocer que lo más interesante fue el coloquio en el que intervinieron tanto los dos invitados que me acompañaron, como la práctica totalidad de los miembros de Forum 2000, porque se aclararon todas las dudas, aportando igualmente ideas muy interesantes sobre el presente y futuro de Ceuta.


Programa Quest de la Unión Europea

Siguiendo con el interés existente en el resto de España por conocer la realidad de Ceuta en los más diversos aspectos, me citaron en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, con Elisa Brey que es una de las responsables de la iniciativa Quest, un programa de investigación internacional sobre cómo se sienten los musulmanes en la Europa de hoy y como encontrar nuevas formas de diálogo y participación en la sociedad. Está financiado por el Programa Horizonte 2000 de la Comisión Europea y se realiza, además de en España, en Francia, Reino Unido y Noruega.


No podía faltar el relato de la avalancha de inmigrantes propiciada por Marruecos el pasado mes de mayo y sus consecuencias


Respecto a Ceuta pude explicar que, como es conocido, conviven cuatro comunidades diferentes y la situación de la población musulmana en esta ciudad es distinta a la del resto de Europa, sencillamente porque es española en su mayoría, mientras que en otros países europeos suelen ser sobre todo inmigrantes que trabajan en los más diferentes oficios. Y pude seguir explicando las peculiaridades de Ceuta en este aspecto, como la convivencia existente, la lógica incorporación al Ejército y otras peculiaridades que resultaron al menos desconocidas y en ocasiones sorprendentes.

En lo que se refiere a las necesidades de Ceuta para aumentar el grado de progreso de esa comunidad, me referí a la necesaria adecuación del sistema educativo a las peculiaridades de la ciudad, la imprescindible puesta en marcha de cursos en varios idiomas que expliquen en general la realidad de España, de la Unión Europea, del sistema político español, la monarquía y otras características de una auténtica democracia.

Respecto a Marruecos, también resultó forzoso y conveniente explicar la invasión de inmigrantes de mayo pasado y las consecuencias que sigue soportando Ceuta, las dificultades de la población musulmana local al no poder reunirse con sus familiares o amigos de Marruecos, junto a la situación de los trabajadores transfronterizos que contaban con puestos de trabajo y salarios muy superiores a los de Marruecos y están imposibilitados para entrar en Ceuta desde el cierre de la frontera por el vecino del sur, lo que ha afectado a gran parte de la población del norte, sobre todo por estar vigentes las peculiaridades en la zona del Tratado de Schengen que les permitía a los residentes en Tetuán pasar a Ceuta sin visado.

Se trataron otros temas y pude entregar algunos libros editados por el Instituto de Estudios Ceutíes que sin duda complementarán los datos facilitados en la entrevista, además que se realizarán trabajos de campo en la propia ciudad.


Las conclusiones

De estos encuentros y otros celebrados a nivel particular, se deduce que existe un general desconocimiento de la realidad de Ceuta en lo referente a temas tan básicos como su historia, características de la ciudad, distancia de la Península, convivencia entre comunidades y, desde luego, ignorancia sobre su régimen fiscal incluso en despachos profesionales y editoras de publicaciones sobre temas jurídicos o tributarios.

Parece evidente por tanto que procede salir de una vez a dar ruedas de prensa, explicar la realidad de Ceuta fuera de Ceuta en foros e instituciones, para lo que se cuenta con el citado Instituto de Estudios Ceutíes, la Fundación Interservicios Ceuta y otras entidades o personas que colaborarían gratuitamente. Además de todo esto, procede invitar incluso a líderes de opinión nacionales e internacionales para que visiten Ceuta y puedan divulgar después las características de una ciudad tan desconocida como ignorada. Porque todo esto será necesario sobre todo si Marruecos sigue avanzando por el camino reivindicativo que ha elegido, sin recibir una respuesta adecuada por parte de España.