Turismo militar


Ceuta cuenta con atractivos turísticos importantes que no están aprovechados y, por tanto, necesita un Plan estratégico de turismo que defina sus potencialidades y la forma de divulgarlos, aportando soluciones para recibir turistas. En la Península se cuenta con una zona privilegiada como es Sotogrande, la Costa del Sol y la de Tarifa-Cádiz, donde los residentes podrían visitar Ceuta si dispusiéramos de paquetes turísticos adecuados y un medio de comercialización eficaz. Pues bien, uno de esos atractivos es el militar porque la ciudad dispone de una oferta en este campo, a veces no valorada suficientemente.

Con un pasado militar evidente, Ceuta no lo explota en absoluto. Los tímidos ensayos de divulgación turística hablaron de playas, del Parque Marítimo de César Manrique, de paisajes o de la cercanía de Marruecos. Pero con frecuencia se olvida que Ceuta ha sido y sigue siendo una plaza muy destacada en el aspecto castrense y existe una extensa historia en este aspecto. No sólo empezó en su territorio la Guerra contra Marruecos de 1859-60, sino que un monumento a sus caídos preside la plaza principal. Unidades de élite del Ejército, de larga tradición en el norte de África como los Regulares o la Legión, siguen custodiando la ciudad, junto a otras unidades de Tierra y de la Marina.


Por otro lado, el perímetro del limitado territorio, continúa jalonado de fuertes y reductos con larga e interesante historia que significan importantes ejemplos de la ingeniería militar. Las Murallas Reales y el foso que es navegable en su totalidad, aportan a ese pasado militar unos monumentos de primer orden. Y todo presidido por la fortaleza del Hacho, donde empieza y termina Ceuta, ofreciendo lo que puede ser otro atractivo turístico innegable, con especial referencia al Castillo del Desnarigado que por cierto estrena iluminación.


Pocas ciudades podrán ofrecer en el aspecto militar cuarteles históricos, algunos soldados diferentes a los del resto de España, museos castrenses de indudable interés, fuertes, reductos, fortalezas, foso, murallas portuguesas o árabes, vestigios romanos o fenicios.....


Las Murallas Reales y el foso que es navegable en su totalidad, aportan a ese pasado militar unos monumentos de primer orden






No cabe duda, que las ciudades deben especializarse en el aspecto turístico: unas ofrecerán arte románico, otras playas, algunas arquitectura gótica. Ceuta presenta varias posibilidades en este aspecto y una de ellas es la de ser una histórica plaza fuerte con un rico pasado militar. Y no cabe duda que los interesados en viajar con esta finalidad del turismo castrense son, aparte de los que se interesan por el Ejército dado el prestigio con que es reconocido en las encuestas, aquellos que hicieron su Servicio Militar en Ceuta y familiares, los que tuvieron aquí destino en la Administración y un extenso catálogo de personas.


Recuerdo aquellos amigos que deseaban asistir a un aniversario de La Legión y viajaron desde Madrid a Ceuta con ese objeto. En un apretado fin de semana, visitaron el Hacho cuando el cañón disparaba su salva de las doce, estuvieron en los museos de Regulares y La Legión, recorrimos los fuertes de la frontera, visitamos las Murallas Reales y naturalmente, asistieron a la ceremonia del aniversario de La Legión. Cuando los llevé al helicóptero para regresar que por cierto fue otro atractivo del viaje, me preguntaron extrañados como era posible que no existiera un paquete turístico que podría llamarse Ceuta Militar y que incluyera en un fin de semana lo que habíamos visitado, pero con un Sábado Legionario o Viernes Regular y excursiones a otras unidades. No supe qué contestar.


José María Campos es embajador de la Marca Ejército